25/1/10

Tribuna Libre : la indignación de los seguidores del Pontevedra

Señor Director de MORRAZO-TRIBUNA 
He leído la crónica-chiste que ustedes hacen sobre el partido Pontevedra-Zamora y comprendo que ya prefieran ustedes antes reir que llorar, si como sucede conmigo, acuden cada quince días a Pasarón a ver los espectáculos lamentables que nos ofrece el Pontevedra CF.
En fin... no tengo nada que reprocharles y sí pedirles que tengan la amabilidad de dejarme ejercer en su tribuna la libertad de expresión de un aficionado ya entrado en algunos cuantos años que empieza a estar preocupado por el pasotismo y hastío que se vive en la ciudad de Pontevedra en relación con el desastre que viene a ser el devenir de su club más representativo.
Me aburre decir siempre lo mismo y me parece muy presuntuoso tener siempre la razón o, cuando menos, acertar (para que nadie se moleste) en todo lo que llevo prediciendo -en círculos y tertulias granates- desde principio de temporada. Estaba cantado!!. 
El equipo, la plantilla, es una banda de música importantísima a la hora de desafinar. De muy considerable importancia. Y por ello está en el puesto noveno de la clasificación. En un puesto donde se encuentran los equipos que ni fú ni fá. Los equipos mediocres, que ya tiene cojones -con perdón- ser un equipo mediocre en una categoría de nivel ínfimo. 
Pero lo más sangrante de todo, insisto una y mil veces, es lo que ha costado, está costando (Antonio Moreno) y va a costar (Igor) esta plantilla. Eso es lo más sangrante. ¡Pero más sangrante todavía es que nadie dice nada! . ¡Nadie protesta! . ¡Nadie pregunta!. ¡¡Nadie se preocupa!!. Ni prensa, ni socios, ni accionistas, ni tan siquiera aficionados. ¡¡Ésto es una debacle!! .
Estoy convenido de que el dueño de esta finca impone mucho respeto... a los mediocres (que es de quién gusta rodearse), sólo a los mediocres. Pero he aquí que, desgraciadamente, en esta ciudad lo que abunda también es la mediocridad. Por ello se guarda un silencio sepulcral con relación a los temas importantes que se están llevando, gestionando de manera patética y muy preocupante para el futuro de la entidad.
Hay cosas, por ejemplo, que son de chiste : ¿quien se puede creer que determinados empresarios van a pagar la ficha de Igor?. Al menos yo no lo creo. 
No hay ningún empresario en Pontevedra (y los conozco a casi todos) que quiera regalar 15.000 euros al mes que es lo que cobra Igor. Lo que probablemente sucede es que el señor  que bien sabemos, sabe de sobra que si anuncia públicamente que va a pagar 15.000 euros a Igor puede resultar impopular (empezando ya por la plantilla de jugadores, agravios comparativos, etc.)  y, por consiguiente, utiliza la estrategia de decir que se hacen cargo de la ficha unos empresarios. 
De esta forma también, el director de esta orquesta se salva de las críticas de la prensa (aunque en este sentido pocas iba a tener igualmente) y de las críticas de la afición (aunque vista la pasividad de la afición, me temo que tampoco iba a tener muchas). Pero en cualquier caso, de este modo, salva los muebles.
Lo que más me preocupa es que esta gente que manda en el Pontevedra ha perdido el norte. Igor, no nos engañemos, no hace ninguna falta ahora y menos cuando ha llegado Antonio Moreno. ¿Por qué lo quiere traer entonces, con tanta insistencia? . Porque está desesperado y ve que llega el gran fracaso. Y cuando una persona está desesperada hace cosas que en frío no haría. Este hombre sabe que si fracasa (y desgraciadamente lo más probable es que fracase otro año más) es su final. Y sabe que hay gente que le está esperando. Y está desesperado, asustado y como quemando todas las naves. Está desquiciado. Y ese desquiciamiento puede llevar a nuestro Club a la desaparición, o a unos años de un debilitamiento tan grande que el nuevo estadio brillaría por su gran cemento. A mis amigos y compañeros de grada se lo llevo anunciando desde hace mucho tiempo y, ojalá me equivoque, pero, vengo acertando en todo puntualmente desde principio de temporada. Esto del Pontevedra empieza a tener muy mala pinta.
En fin, para qué vamos a preguntar, cual es la deuda, cual es el coste real de la plantilla actual y cual la del año pasado; ¿ por qué Igor no se podía pagar a principio de temporada y ahora resulta que sí?... etc. etc.
Muy triste todo esto, sinceramente muy triste. A los que nos duele el Pontevedra, créame, bien nos gustaría no tener que decirlo. Pero ya es hora de acabar con el lamentable silencio de los corderos. 
Gracias a MORRAZO TRIBUNA por seguir haciendo huecos -sin censura- a la actualidad del Pontevedra. Créame  que si siguen en ese camino, cada vez seremos más los seguidores granates que acudiremos aquí para leer lo que otros -ellos sabrán por qué- no dicen...
Atentamente,
E. Portela Brañas