El número de cruceristas ha experimentado un crecimiento brutal en lo que va de siglo en Vigo, la ciudad donde más se ha incrementado este tráfico en toda España con la excepción de Málaga, que pasa por un fenómeno similar. Desde 2001 hasta 2009, la llegada de pasajeros ha crecido cuatro veces y media, siendo ahora el puerto vigués el que recoge el 79 por ciento de todos los turistas marítimos de Galicia. En cambio, en 2001 había una cierta competencia entre Vigo y A Coruña, con ventaja para la mayor urbe gallega aunque con una distancia mucho menor.