21/12/10

La foto es de días pasados, en las escalinatas del chalet que el Celta tiene
como sede social en Plaza de España. Siguiendo lo que Horacio Gómez tanto
activó y potenció como presidente -el reconocimiento a los socios-abonados
más antíguos-, Mouriño y cía entregaron distinciones a los que alcanzaban este
año los 50 como socios-abonados de la entidad. En la imagen vemos a algunos
de los distinguidos, entremezclados con algunos directivos del club. Véase como
Pedro Posada aparece ya abrazado a uno de los presentes : en este caso la mano
izquierda del directivo  -se ve en la foto- descansa sobre el hombro izquierdo
del segundo señor  situado en la fila de atrás, a la derecha de la imagen.
Una muestra más de la constante afabilidad con que se prodiga el citado
consejero que es uno de los protagonistas de la crónica celeste de este lunes,
de nuestro querido Manolo Galocha.
Estimado Director:

No hay duda que el ambiente de Navidad empieza a inundarlo todo. Algunos de los tertulianos de los lunes, en la cafetería del centro de Vigo, cuentan y no paran de sus cenas de Navidad de empresa y las distintas anécdotas que en torno a las mismas se produjeron.
Es muy comentada también la campaña del Alcalde de Vigo con sus carteles de “la Alcaldía” que algunos califican de promoción personal con el dinero del contribuyente. Si ahora todo huele a Navidad, también es cierto que empieza a oler a elecciones municipales, aunque no se celebrarán hasta mayo.
Director, en la tertulia celeste habitual de los lunes, todo el mundo respeta las ideas políticas, aunque, lógicamente, no todos los tertulianos respiran de la misma manera.
Preocupan últimamente, entre los tertulianos, las noticias sobre el expediente de regulación de empleo de Citröen por el peso que el asunto tiene en las empresas auxiliares de la zona.
También se habla de las jubilaciones anticipadas que la fusión de las “caixas” trae consigo. El economista no entiende muy bien todo este tinglado de las fusiones y las prejubilaciones. Resulta que no hay dinero para aguantar las pensiones, y por ello hay que reformarlas, pero el Estado pone en manos de las “Cajas” un dinero muy importante para que se fusionen y, consecuencia de ello, monten unas prejubilaciones de lujo.
El abogado hablaba este lunes en la tertulia, de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia por la que se deja sin efecto el expediente a Julio Meana, que fue Presidente de la Federación Gallega de Fútbol. Se entiende que fue un gran palo para el actual concejal del BNG, en Vigo, Santiago Domínguez, ya que fue quien desde su anterior cargo de Director General de Deportes de la Xunta expedientó y expulsó a Julio Meana de su cargo de Presidente.
Pero la que venía este lunes con fuerza, era la señora de Matamá, acompañada esta vez de un conocido abonado y accionista del club; y por ello, se entró a hablar del Celta largo y tendido.
Comentó que asistió a la Junta General del Celta, con otras 44 personas según sus datos, y que se encontró con muchos detalles y sorpresas que les enfadaron mucho, ya que constató que para algunos el actuar con dignidad y respeto a la verdad, les resulta muy difícil porque, según ella, tal vez no la tienen.
Parece ser que, por parte del Presidente del Celta, en la línea de autobombo que suele practicar - más o menos como el Alcalde-, se afirmó que ahora hay una base de datos sobre la cantera y jugadores que, cuando llegó a la presidencia, no había ya que no existían informes de ningún jugador de las categorías inferiores.
Ante esta afirmación, la señora de Matamá se preguntó si el gran Mouriño, presidente del Celta, no se acuerda de aquellas fotografías que aparecieron en la prensa de Vigo, en las que se veían unos cubos de la basura, en zona bien céntrica, llenos de las cintas de video e informes que se habían archivado durante la época de Félix Carnero como Director Deportivo y que algun empleado del Celta, por orden de no se sabe quién, había arrojado a tales contenedores de la basura.
Director, parece evidente que si se tiran todos los informes y cintas de vídeo a la basura, no se puede afirmar luego... eso de que no había nada cuando este buen samaritano, D. Carlos Mouriño Atanes y familia, irrumpen en la presidencia y mando absoluto en el Celta.
Se podría decir, si así lo desean, que se arrojaron al cubo de la basura todos los informes y cintas de vídeo que había porque no les gustaban -ya que eran de la época anterior- y a la familia Mouriño le salía urticaria con ello. ¡Pero de ahí a decir que no existía nada...!
Pero ahí no acaba el asunto, Sr. Director.
Sigue contando la señora de Matamá, que uno de los mayores defensores de la teoría -falsa- de que en el club no había nada de informes de jugadores, resultó ser el actual consejero y concienzudo empresario conocido antes popularmente por “Pilotes Posada”, ahora también reconocido cariñosamente como “Pelotas Posada”, dada su facilidad en esto del fútbol para abrazar y aplaudir al primero que le caiga bien y se ponga por delante.
Según la señora de Matamá, el hombre del cemento armado -por lo de los pilotes que fabrica-, no para de cantar las excelencias del tiempo celeste de ahora, olvidándose de la “pelota” que hacía a Félix Carnero cuando viajaba por Europa con el Celta, como decía aquél, “de gratis”.
Para ella, Sr. Director, este sujeto, el Gran Posada, puede entender que Carlos Mouriño inventó el fútbol, pero si tienes un mínimo vergüenza deportiva lo que no puedes hacer es olvidarte de lo que le decías, cuando era Director Deportivo, al bueno de Félix Carnero.
Pero así se escribe la historia, de este personaje genial a la hora de fabricar pilotes, manejar cementos y demás paisaje industrial. Ya en lo deportivo, pues... por lo que se observa, partidario de gritar siempre, como aquel famoso personaje popular de la villa de Cangas -en las primeras decadas del siglo XX- : ¡viva quien venza..!.
Director, todos los tertulianos se desearon al levantarse la sesión de este lunes, una muy “Feliz Navidad” y, por ello, este humilde plumilla, le desea a Usted y a todos los ya muchos amigos de “MORRAZO -TRIBUNA” unas muy Felices Fiestas.
Saludos.
Manuel Galocha. 20-12-2010