David Cal, en un gesto de honestidad, arroja la toalla y entra para siempre en la historia como un grande del Deporte español

Se veía venir. Ya hace muchos meses que la cabeza no la tenía en su sitio (deportivamente hablando). Y ahora, en este marzo de 2015, David Cal, el gran David Cal, entregó la cuchara... arrojó la toalla, abandonó Brasil, se vino a casa, al calor de las panaderías, y anunció con más silencio que ruido, que se retira del piragüismo.

Ahora contarán que si no se adaptaba al Brasil, que si fue para allá porque su entrenador, Suso Morlán se había comprometido con los brasileños para espabilarles en este deporte y, entonces, llevó a remolque a Cal para que allí se preparase para los Juegos de Río de Janeiro, etc. etc. etc. Boberías : si la cabeza no está donde tiene que estar, poco puede esperarse luego a la hora de la alta y tan exigente competición; con poca fe se entrena y... para hacer las cosas mal, o correr el riesgo del patinazo, es mucho más digno reconocer que no se está para grandes metas y que tal y como andaba ultimamente David Cal, el asunto de Río de Janeiro empezaba a ser "muita areia para esta camioneta", como dirían mis hermanos portugueses.

El caso es que David Cal ya es historia. Historia para siempre del Deporte español. Lo que logró, grandioso, no se lo quitará nadie. Y lo de ahora, aunque se veía venir tal y como andaba el personaje, no es ningún desdoro, no es ninguna desgracia, es una prueba de sinceridad, de optar por no engañarse a si mismo, por no defraudar después a sus miles de seguidores de siempre.

Pasa a la historia así, a día de hoy, como el deportista español más laureado en  los Juegos Olímpicos. La trayectoria deportiva de David Cal está jalonada de indudables grandes éxitos.
El cangués es el deportista español más laureado con 5 preseas. Ganó la medalla de plata en C-1.500 en Atenas 2004 y en Pekín 2008, juegos en los que fue abanderado del equipo español. En el C-1 1.000 se hizo con el oro en Atenas 2004 y la plata en Pekín 2008 y en Londres 2012.

Sucede, eso sí, que David Cal nos tenía mal acostumbrados. Han sido tres lustros de éxitos, de gloria tras gloria, de llevar muy el nombre de Cangas, de la provincia, de Galicia, por el Mundo entero.
No ha sido capaz de acabar trayecto en los Juegos de Río, pero en un deporte tan sacrificado como el suyo, en donde todo está en juego en segundos y en décimas de segundos, donde la presión es enorme y la tensión más que evidente... ¿quienes somos nosotros para exigirle a David Cal que aguantase carros y carretas y no arrojase la toalla?.
Por el contrario, en esta hora del adiós, solo cabe agradecerle lo mucho que nos dio, el orgullo que siempre hemos sentido por lo que logró y lo que representaban sus logros, y en definitiva : le recordaremos siempre como lo que fue, ese chaval humilde, sencillo, tenaz, perseverante, que supo ir de menos a más hasta acabar siendo uno de los grandes símbolos del deporte español.

Con 16 años se proclamó campeón de España de fondo en categoría cadete. Al año siguiente, en 1999, conquistó la medalla de bronce en el Mundial junior disputado en Croacia.
En el año 2000 ganó el oro en C1 500 en el Campeonato de Europa junior y el bronce en la distancia de 1.000 metros. Debutó ese mismo año en los Juegos Olímpicos de Sidney , aunque finalmente tuvo que conformarse con ser suplente.
En 2003, en la localidad estadounidense de Gainsville, se proclamó subcampeón del mundo en C1 1.000 m. en la categoría sub23.
En los Juegos Olímpicos disputados en Atenas en 2004, David Cal logró dos medallas, el oro en C1 1.00 metros y la plata en los 500. Ese mismo año había logrado un segundo (C1 1.000) y un tercer puesto (C1 500) en el Campeonato Europeo disputado en la cioudad polaca de Poznan.
En 2005 fue segundo en C1 1.00 m. en el Campeonato del Mundo celebrado en Zagreb ( Croacia), y dos bronces en el Europeo disputado en Pontevedra.
En el año 2007 logró el oro (C1 500) y el bronce (C1 1.000 m.) en el Mundial disputado en la localidad alemana de Duisburg.
En 2008, en los Juegos Olímpicos disputados en Pekín, el canoísta de Cangas conquistó dos nuevasmedallas, en esta ocasión ambas de plata.
En 2011 fue segundo en C1 1.000 m.en el Campeonato del Mundo de Szeged ( Hungría). Y en 2012 fue tercero en C1 500 en el Europeo de Zagreb y acabaría por conquistar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres (C1 1.000 m.), lo que le convierte, con cinco medallas, en el deportista español más laureado en unos Juegos.

LUIS ARTIME