Elecciones andaluzas : apuntes de urgencia, así queda el panorama

La socialista Susana Díaz se salió con la suya : ganar las elecciones en Andalucía y no bajar de los escaños obtenidos en su día por su antecesor, Griñán. Ahí se queda, a poco de la mayoría, pero necesitada de pactar, con lo que Ciudadanos puede tener la llave del gobierno estable en Andalucía, si el PSOE no se radicaliza y echa en manos de un pacto con Podemos.

El PSOE así ha logrado un amplio triunfo en las elecciones autonómicas celebradas este domingo con 47 diputados ante el desplome de PP e IU, que pierden 17 y 7 escaños respecto a los comicios de 2012.
El PSOE se queda a ocho parlamentarios de la mayoría absoluta –55 escaños– notándose la fuerte irrupción de dos partidos nuevos en la Cámara andaluza, Podemos y Ciudadanos, con 15 y 9 escaños respectivamente. 

Susana Díaz tiene también la posibilidad de gobernar en solitario buscando apoyos puntuales del resto de fuerzas o incluso de integrar en el Ejecutivo a Ciudadanos, lo que le daría la mayoría absoluta. 

Por su parte, el Partido Popular ha sido el gran derrotado de modo que se queda en 33 diputados, muy lejos de los 50 que logró hace tres años en su único triunfo en elecciones autonómicas -con Arenas entonces al frente-, y obtiene su peor resultado desde 1990, cuando apenas alcanzó 26 escaños. 

Los 15 escaños logrados por Podemos se quedan por debajo de lo que anunciaban las encuestas. De hecho, la suma de IU y Podemos se iguala al mejor resultado histórico en autonómicas de la coalición de izquierdas, los 20 parlamentarios que sacó en 1994 liderado por Luis Carlos Rejón. Esto hace que no pocos analistas hablen de una Izquierda Unida engullida por Podemos...

Ciudadanos consigue nueve escaños y sólo se queda sin representación por Jaén. Su resultado evidencia un fulgurante ascenso en menos de un año al alcanzar el 9,25 por ciento de los votos frente al el 1,74 por ciento en las europeas de mayo de 2014. 

En el estreno de Antonio Maíllo, IU logra el peor resultado de su historia autonómica andaluza ante el avance de Podemos. La federación de izquierdas-comunistas se queda sin diputados por las provincias de Almería, Huelva y Jaén después de perder siete escaños en relación a los obtenidos hace tres años. 

Los 15 diputados logrados por Podemos y los 9 escaños alcanzados por Ciudadanos, unidos a los cinco mantenidos por IU, convierten al Parlamento andaluz de la décima legislatura, en el más fragmentado de la historia autonómica, que contará con cinco grupos parlamentarios algo inédito hasta ahora.