Inaugurada magna exposición de grabados de Picasso, en el Museo de Pontevedra

El Museo de Pontevedra ha inaugurado el pasado viernes la exposición La Suite Vollard de Picasso en las colecciones ICO, que reúne una serie de 100 grabados que Picasso realizó entre septiembre de 1930 y marzo de 1937.
Esta colección, propiedad del Instituto de Crédito Oficial desde 1991, está considerada por muchos historiadores como la obra cumbre del grabado del siglo XX. Inicialmente estaba compuesta por noventa y siete grabados, pero su número se redondeó a cien al incluirse, en 1937, tres retratos de Ambroise Vollard.
Es precisamente de Ambroise Vollard, marchante y amigo personal de Pablo Picasso, de quien toma el nombre esta serie. La colaboración entre Vollard y Picasso llega a su punto álgido con la Suite Vollard,  como  intercambio amistoso y comercial: Vollard obtuvo en 1937 la serie inicial de 97 cobres grabados de la Suite a cambio de un número importante de pinturas de su propiedad que Picasso deseaba para su colección privada.
La edición definitiva de la serie comenzó a estamparse en 1939, pero los cobres no fueron mostrados por primera vez hasta 1979 en la exposición que tuvo lugar en el Museo de Arte Moderno de la Villa de París, de donde pasaron a formar parte de los fondos del Museo Picasso de París.
La colección forma un despliegue de maestría en cuanto al manejo de las diferentes técnicas del grabado, que Picasso aprendió casi al tiempo que las practicaba. Como grabador se sitúa a medio camino entre los maestros antiguos, que lo hacían todo ellos mismos, y los artistas contemporáneos que, en general, necesitan la asistencia técnica de un profesional, el impresor.

La exposición podrá visitarse hasta el 12 de abril en el Sexto Edificio del Museo de Pontevedra (c/ Padre Amoedo, 3), con entrada libre y en horario habitual: de martes a sábado de 10 a 21 horas y domingos y festivos de 11 a 14 horas.