Lo de Celulosas está que arde...

Está que arde lo de la continuidad o no de ENCE (Celulosas) en el local que ocupa, casi en el límite de Pontevedra con Marín. Los radicales Lores-Mosqueras y cía siguen erre que erre con que la empresa tiene que irse en el 2018. Nada les vale. Ni la garantía de que no contaminarán, ni despedirán olores... Perfecto. Andan con el cuento de que si Ence se va de ahí, se instalará en otra zona gallega y Galicia no saldrá perdiendo. Aparte de ser esto rotundamente falso : si ENCE se tiene que ir de ahí, no va a continuar en Galicia; hay una cuestión clara y que a los Lores-Mosqueras no les preocupa : la grave incidencia que tendrá en la Economía de un municipio como Pontevedra en donde salvo emplearte -y para eso con suerte- de barman, dependiente de tienda o funcionario, no hay de qué vivir...- JUAN de la OLIVA