28/5/15

¿A qué esperan en el PP de Vigo para comenzar -de verdad- desde cero...?

Personajes que tenían que haber dimitido ya y que siguen
aferrados al asiento del Partido desangrado...
Lo más doloroso para el PP de Vigo, para el PP al fin y al cabo, ha sido que muchos de sus votantes en la vez anterior, hayan ido a depositar su voto, esta vez, con la papeleta de Abel Caballero... Eso es duro, pero certifica un estado de cosas, que merecería mucho más que la torpe reflexión -si es que se le puede llamar así- hecha por quienes malamente comparecieron ante la Prensa, desde este domingo hasta hoy.
Si el PP en España tiene que hacer la autocrítica que no ha hecho y poner en marcha de inmediato una amplia y verdadera renovación-regeneración, lo mismo deberá hacer el PP en la provincia de Pontevedra; y ya no digamos en la ciudad de Vigo, en donde lo mejor que pueden hacer es echarlo todo abajo y construir desde cero un nuevo edificio,porque realmente han tocado fondo, pero no por ello se van a levantar sin más.
La clave del 24-M, en Vigo, no es el voto de castigo estatal aquí supuestamente reflejado. La clave del 24-M en Vigo está en un Abel Caballero que de forma machacona e insistente hizo desde el poder una permanente campaña de catequesis durante 4 años, llevando al convencimiento de muchos más de los que pensaban los del PP, ciertos dogmas de fe en los que creyeron a pies juntillas miles y miles de ciudadanos. A ello, obviamente, hay que unir, no solo la manifiesta incapacidad del PP para contrarrestar esos mensajes caballeristas que calaron tan hondo, sino la concatenación de errores cometidos por los populares que les llevaron a la debacle final.
Hay Caballero en Vigo no para 4 años, para otros 4 más si no hace burradas en el nuevo tiempo que ahora inaugura. El PP, si de verdad pretende volver a ser grande en Vigo, deberá armarse de paciencia, hacer las cosas muy bien y regenerarse en condiciones, de pies a cabeza. - LUIS ARTIME