29/7/15

CCOO convocará nuevas movilizaciones en Correos hasta el final de la legislatura

El sindicato anuncia huelgas y paros en septiembre, octubre y noviembre si el Gobierno no concreta medidas para alcanzar acuerdos en materia de empleo y de salario para los 52.000 trabajadores/as de Correos. 

CCOO, sindicato mayoritario de Correos, ha anunciado que no dará por cerrado el conflicto laboral que la empresa postal pública tiene abierto desde septiembre pasado hasta que no se concreten las iniciativas anunciadas por el Gobierno en materia de empleo y se pongan sobre la mesa medidas similares de carácter salarial. Pese a algunos avances en el proceso de negociación, y pese al compromiso del ministro de Hacienda de abrir vías legales para la consolidación de empleo en Correos, el sindicato ha señalado que los motivos del conflicto siguen sin resolverse, y que por tanto continúa abierto. 

En este sentido, CCOO recuerda que sigue sin haber respuesta al ajuste de empleo sin precedentes que está sufriendo Correos, que ha supuesto la supresión de 15.500 empleos en los últimos cinco años (11.000 de ellos en la actual legislatura), al recorte salarial también sin precedentes, tras cinco años de congelación salarial y de constante pérdida de poder adquisitivo, y al continuado recorte de derechos. Todo ello, para el sindicato, se ha traducido en un indudable deterioro de las condiciones de trabajo y de la calidad de un servicio público prestado a los ciudadanos.

Para poner solución a las consecuencias negativas que esta situación está generando, el sindicato considera que son imprescindibles, por una parte, la concreción de un acuerdo de empleo que permita la conversión de miles de empleos temporales en fijos, que ponga fin a sobrecargas de trabajo inasumibles que los trabajadores llevan años padeciendo y que no han hecho sino empeorar a lo largo de la legislatura; y por otra, un acuerdo en materia salarial que posibilite, más allá de la restitución de la paga extra suprimida en 2012, la recuperación del poder adquisitivo perdido a los largo de los últimos años para los 52.000 trabajadores y trabajadoras de Correos a través de un incremento singular para el colectivo de Correos, especialmente castigado en esta crisis. Algo que tiene sentido toda vez que el Gobierno está proclamando hace meses la certificación de la recuperación económica, cuando el FMI y la OCDE han elevado las previsiones económicas de nuestro país -“el que más crece actualmente de Europa” según afirman textualmente-, y cuando mejora la confianza empresarial -un 2,4 % en el tercer trimestre según el Instituto Nacional de Estadística-.

Para CCOO, carecería de sentido que, cuando se ha firmado recientemente el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) en el  sector privado con objetivos mínimos de incrementos salariales para 2015 del 1 % y del 1,5 % en 2016, no se le reconozca al sector público, y en especial, a la mayor empresa pública de este país, la posibiidad de incrementar sus retribuciones y mejorar su empleo, para poder responder -y no sucumbir- a las presiones del mercado abierto y fuertemente competitivo donde desarrolla su actividad. Y eso sólo puede ser habilitando la cobertura legal -Ley de Presupuestos y/u otras- para que pueda hacerlo.


CCOO considera que el escaso margen temporal que queda en esta legislatura para la toma de decisiones debe aprovecharse para concretar dichas medidas, e insiste en que, en tanto que no se tomen las iniciativas necesarias, el conflicto sigue sin resolverse y por tanto continúa abierto. En este sentido, el sindicato ha anunciado que propondrá al resto de organizaciones sindicales que han protagonizado las movilizaciones en Correos, un nuevo calendario de concentraciones, paros y huelgas para los meses de septiembre, octubre y noviembre.