La historia de siempre

Lo de los incendios en Galicia es la historia de siempre. Salvo un par de ellos casuales, el resto tienen toda la pinta de intencionados. Y no pocos de ellos, ¡qué coincidencia!, nocturnos... Tarados, arribistas, enfermos mentales... la tipología del incendiario no debe ser solo una. Pero se trata de seres despreciables, a los que habría que aplicarles una ley más dura que la actual. Hay que acabar con esta basura de los incendios, cantinela de cada verano en el territorio gallego. No es fácil, pero se puede y se debe estrechar más el cerco a estos asesinos de bosques, praderas y todo lo que en ellas está vivo. - JUAN de la OLIVA