Sporting de Braga celebra su centésimo partido oficial en Europa ganando en Liberec (0-1)

En modo idéntico al de la imagen, remató Rafa
la jugada que se convertiría en el gol del partido.
Un gol, alcanzado por el internacional sub-21, Rafa, a partir de una buena jugada iniciada por Alan, cuando se llegaba al primer cuarto de hora de juego de la segunda parte, sirvió al Sporting de Braga para ganar al Slovan Liberec y celebrar así por todo lo alto, su partido oficial número 100 en las competiciones europeas.

Fiel a su 4-4-2 del que no se separa ni a la hora de ir a dormir, el entrenador del Braga, Paulo Fonseca, echó mano del veterano Alan (35 años) para poner orden en medio de un equipo muy renovado, donde la falta de experiencia en partidos europeos podía ser trascendente. Alan (65 partidos en Europa) ordenó bastante bien a sus compañeros, tiró de oficio y transmitió serenidad a un equipo con importantes valores encarnados en jugadores jóvenes pero a los que falta el aplomo y la serenidad necesaria para consolidar, por ejemplo, un resultado como el de hoy, que pudo ser mayor, si Rafa, por ejemplo, hubiese hecho lo que tenía que hacer, y no lo que inventó, cuando se iba solo cara a portería en un excelente pase lateral que le dio Wilson Eduardo.

Gran partido de la pareja de medios de contención, integrada por los jóvenes Mauro (brasileño) y Vukcevic (internacional por Montenegro). Dieron a la defensa el suficiente respiro como para que la presión ejercida en dos tramos de 10 minutos -uno en cada parte- por los checos, no se tradujese en momentos de mayor peligro, si bien hay que anotar una extraordinaria parada del meta Matheus (brasileño) que evitó un gol cantado del Slovan Liberec.

8.500 espectadores acudieron al estadio de Liberec, cuyo aforo para competición europea está fijado en 10.500 asientos. El Sporting de Braga se hizo merecedor al triunfo alcanzado, si bien debió haber arriesgado algo más en ataque de lo que lo hizo. Minuto a minuto resultó evidente que -en su mayoría- el Braga tenía mejor calidad individual que los hombres que tenía enfrente, lo que no desmerece a un Slovan luchador, tenaz, correoso y complicado en ocasiones para su adversario.

Braga y Slovan ya se habían enfrentado anteriormente en Europa. La última vez que ambos conjuntos se vieron las caras fue el 2 de noviembre del 2006, en la fase de grupos de la Copa de la UEFA (Europa League). Ese encuentro se disputó en el Municipal de Braga y se saldó con goleada local por 4-0, gracias a los goles de Ricardo Chaves, Marcel, Césinha y Bruno Gama.

En el transcurso de la segunda mitad, Filipe Augusto (62`) relevó a Alan; Wilson Eduardo (75´) a Crislan; y Ricardo Ferreira (85´) a Rui Fonte. Esas serían las sucesivas sustituciones del Sporting de Braga. El equipo inicial fue el reflejado en el cuadro adjunto a la derecha de este texto.