¡Míster, quiero jugar, quiero marcar para dedicárselo a mi padre que acaba de morir...! : la grandeza del egipcio Hassan

Enorme triunfo del Sporting de Braga en la noche de este jueves, en su estadio. Durante 70 minutos dio al Olympique de Marsella una auténtica lección de fútbol. Logró un 2-0 en el marcador, más que merecido, con tantos de Hassan y Wilson Eduardo. Luego, el Braga se confió y el Marsella, en dos jugadas donde falló la falta de concentración del Braga, anuló la ventaja y empató 2-2 faltando pocos minutos para el final. Minutos que el Braga en ataques vibrantes aprovechó y Alan lograría el 3-2 que sería definitivo. El Braga fue justo vencedor, en una gran noche europea de los arsenalistas. 3 partidos jugados, 3 victorias, en esta fase de grupos en la Europa League, así va el Braga.

Veamos ahora, un soberbio gol del internacional egipcio Hassan. Marca colocando un sombrero de lujo al gran guardameta del Marsella. A la salida del gol, Hassan se va al suelo y llora... no era para menos. Horas antes, su padre había fallecido. Por eso, tras marcar el gol, todos los jugadores del Braga acaban rodeando a Hassan para darle especiales ánimos en un día tan duro, donde el egipcio mostró su gran profesionalismo, al pedir expresamente a su entrenador, Paulo Fonseca, que no dejase de alinearle, que quería hacer gol para dedicárselo a su padre... Y así sucedió.