Resistió el Braga, muy ordenado en defensa, acabando por empatar en Porto (0-0)