La revolución ferroviaria del 1 de febrero próximo tiene letra pequeña según la CGT

El sindicato de gran presencia ferroviaria, la Confederación General del Trabajo (CGT) ha denunciado que Renfe "recorta ya mismo los servicios ferroviarios directos con Madrid en dos localidades gallegas: Guillarei, en Tui, y Redondela", donde, según los datos del sindicato, los trenes pasan de cinco actualmente a cuatro a partir del 1 de febrero. En esta línea, la central afirma que los nuevos horarios "no suponen un aumento de frecuencias directas con Madrid, sino que más bien mengua la oferta", por la bajada en estas dos poblaciones, mientras "se mantiene en el resto y aumenta solo en Ourense". CGT critica que Pontevedra es la provincia "más perjudicada", ya que, además de la pérdida de un servicio diario en Redondela y Guillarei, Vigo y Pontevedra, según su información, "mantienen los que tienen y reducen el tiempo de viaje en los diurnos pero lo aumentan en los trenes nocturnos". Además, según esta organización, el tren nocturno Ferrol/A Coruña/Lugo-Pontevedra-Vigo-Ourense "va vía Monforte-León-Valladolid, sin pasar por Compostela, por lo que alarga el viaje en 40 minutos", según augura, en una "evidente estrategia del operador ferroviario para justificar su supresión en un futuro". CGT censura las modificaciones que comienzan en la línea Galicia-Madrid el 1 de febrero porque, advierte, "no suponen un aprovechamiento eficaz de las nuevas infraestructuras. El Ministerio de Fomento y Renfe no están escuchando las solicitudes de los Ayuntamientos de Vilagarcía y Pontevedra de que se aproveche el nuevo corredor de velocidad alta Vigo-Compostela para que al menos un tren diario lo haga desde Vigo hasta Ourense-Madrid, por Pontevedra y Vilagarcía. Tampoco atienden Fomento y la compañía, la solicitud del Ayuntamiento de Vigo relativa a un aumento de los trenes directos a Madrid".