Las verdaderas razones de por qué Julen Lopetegui fracasó en el F.C.Porto

Julen Lopetegui, ex seleccionador español de las categorías inferiores y actual técnico del Fútbol Clube do Porto fue relevado esta noche, tras llegar a un acuerdo con los dirigentes del club que preside Jorge Nuno Pinto da Costa. Rui Barros, adjunto a Lopetegui hasta ahora, dirigirá al F. C. Porto hasta la contratación del nuevo entrenador, cosa que podría suceder en las próximas 48 horas.


Lopetegui va a cobrar íntegramente 2 temporadas de las 3 que tenía en contrato, renunciando pues a la próxima campaña que no desempeñará finalmente en el club portuense. Ha sido cesado cuando llevaba temporada y media al frente de los destinos del F.C.Porto.

Embebido en la teoría del fútbol tiki-taka que puso de moda en su día Guardiola y por ende las selecciones españolas de fútbol, Lopetegui no solo no se apeó nunca de la burra en sus actuaciones al frente del F.C.Porto, sino que llegó a ciertos delirios tácticos en determinados partidos cruciales, que acabaron por costarle a su equipo puntos decisivos.
Es cierto que su plantel de este año es netamente inferior al que tenía la campaña pasada. Imbulá, el fichaje más caro de la historia del fútbol portugués, no ha dado una en el clavo y el medio campo portista acabó por resentirse, notándose la falta de un hombre con poder decisivo en tres cuartos de cancha. para colmo de males, el ex barcelonista Tello, que el año pasado había apuntado grandes cosas, se ha convertido esta temporada en una especie de bulto sospechoso, más carne de banquillo que otra cosa... Ya en la recta final de los despropósitos está unas recientes actuaciones de Marcano que dejaron en evidencia lagunas importantes en el centro de la zaga... La marcha de Jackson Martínez ha sido otro factor clave, pues aunque parecía que Aboubakar iba a más tras el inicio de la temporada, ha terminado por volver al nivel mediocre que acredita este delantero centro en su historial... Un Porto cojo, al que su entrenador ha vuelto loco en más de una ocasión, con lo que el enfado de la grada ha ido a más a medida que la época avanzaba. Pero el factor determinante de la hostilidad del público afecto al Porto hacia Lopetegui, ha estado en las torpezas enormes del propio entrenador en sus relaciones con los medios de comunicación. 

Desde el primer día, Lopetegui tuvo un aterrizaje demasiado soberbio en Porto. Y esto lo ha pagado muy caro. Consiguió poner en un mismo bando, disparándole a mansalva jornada tras jornada, absolutamente a todos los periodistas deportivos de servicio... Ni uno acabó defendiendo las teorías de Lopetegui y sí todos atacándolas con especial denuedo. Es decir, en un mundo periodístico tan radical como el portugués, donde unos periodistas son hinchas del Benfica, otros del Sporting y los menos del Porto... Lopetegui fue burro -perdón por la expresión-, se creyó el rey del mambo y acabó recibiendo leña de los periodistas pro-Benfica, pro-Sporting y pro-Porto... que ya es difícil poner a todos de acuerdo... Con semejante campaña permanente en la Prensa, alimentada semana a semana con sus contestaciones poco humildes, mucho de provocadoras y displicentes, Lopetegui fue llevado a la hoguera por los periodistas con el beneplácito de los adeptos del Porto que acabaron catequizados por unos mass-media cuyo poder no supo valorar el vasco; dándose cuenta muy tarde, apenas una semana antes de su cese, de que su arrogancia, sus enfrentamientos constantes, le habían llevado a un callejón sin salida...

Quien esto escribe, un muy humilde conocedor del fútbol português desde hace décadas, vio venir la caída de Lopetegui ya hace meses, pero no en razón de sus resultados, sino de sus torpezas en la relación con los medios de comunicación. 
Lo que no se entiende es que un club tan grande como el Porto haya sido también tan torpe de no guiar, no aconsejar, no canalizar esa terrible relación entre entrenador y periodistas, semana tras semana, cada vez más deteriorada. Claro que, ahí es donde se pone de manifiesto que el Porto pinta muy poco, comparado con Benfica y Sporting, en la relación con los Medios, todos centralistas, radicados en Lisboa, excepción hecha del deportivo O Jogo y el Jornal de Noticias, con sedes en Porto, pero ya colonizados hace tiempo y en cierta medida por los poderes estatales...
Los medios -muchos de ellos descaradamente fanatizados-, en su mayoría, sobre todo en un año de resurgir del Sporting, no están por la labor de que Porto vaya arriba... Y Lopetegui ha sido la víctima propiciatoria, el torpe que se ha inmolado de modo estúpido con sus actitudes y también dando pie desde ciertos errores técnicos que han sido en parte claves para que el Porto el año pasado no ganase nada y en este empezase a descarrilar del modo que ahora acaba de costar el cese al vasco.

EUGENIO EIROA
eugenioeiroa@gmail.com