16/2/16

La hora del borrón y cuenta nueva

Decir ahora, con la que está cayendo para los populares, que Rajoy debe irse para casa y que el PP debe hacer borrón y cuenta nueva, regenerarse, refundarse, refundirse y demás lópeces propios del caso, es lo fácil, además de resultar una obviedad. Pero deben de ser los propios integrantes del PP, el partido, sus cuadros, sus dirigentes -que ya son mayorcitos para saber lo que desean- quienes deben de actuar en consecuencia. Si el PP quiere enterrarse en vida con su actual líder, o perecer con el sambenito de la corrupción encima, allá el, será su problema...
Han pasado ya semanas desde que comenzó el circo este de las negociaciones para formar Gobierno. Tiempo suficiente para saber que el resto de las fuerzas políticas tratan al PP como el apestado del que hay que huir... y lo que es peor, con tanto show mediático propio del proceso que actualmente se vive, aprovechan la caja de resonancia de los mass-media para estigmatizar cada dos por tres a todo lo que lleve el marchamo de "populares". Siendo esta la situación (por mucho que en cierta medida resulte injusta) -y avecinándose como se avecina un "gobierno de progreso" (por chapucero que el nuevo ejecutivo pueda resultar)- urge un puñetazo encima de la mesa de los populares, hacer tabla rasa, comenzar desde abajo y levantar rápidamente un nuevo edificio en lugar del actual, atacado por la carcoma. Pero esto, o sale de dentro del propio partido hacerlo, o resulta estúpido decirlo desde la acera de enfrente.
 - JUAN de la OLIVA