13/2/16

Trabajan activamente para volver a la normalidad en el Corredor de O Morrazo, tras los desprendimientos por las inundaciones

"La Xunta está trabajando para restablecer cuanto antes la circulación en el Corredor do Morrazo, en sentido Cangas, que se mantiene cerrado al tráfico desde este viernes debido al desprendimiento de un talud ocasionado por el temporal", explicaron fuentes del departamento de Infraestructuras del Gobierno autonómico. En concreto, la circulación ha sido cortada al tráfico entre los puntos kilométricos 0 y 3 (a partir de la glorieta de acceso en Domaio), según ha precisado el propio Gobierno gallego en un comunicado. 

De este modo, la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, ya se ha puesto en contacto con los alcaldes de Cangas y Moaña (Pontevedra) para trasladarles la disposición de la Xunta e informarles de las actuaciones que se están ejecutando con el fin de solucionar el problema lo antes posible. Así, este sábado están trabajando un total de tres camiones y una retroescavadora para despejar la carretera. Asimismo, se prevé la instalación de barreras en el talud para garantizar la seguridad. 
Por su parte, la Axencia Galega de Infraestruturas también se está coordinando con la Consellería do Mar para la colocación de unas barreras en la línea litoral con el fin de evitar que posibles vertidos puedan llegar al mar. 

Precaución en otras carreteras 
La Xunta, a través de los equipos de conservación de carreteras de la Axencia Galega de Infraestruturas, continúa con la ejecución de las actuaciones necesarias para resolver más de 30 incidencias surgidas en la red viaria autonómica debido al temporal. Por un lado, en la provincia de Pontevedra, la PO-233, que une Ponte Bora y Carballedo, estuvo cortada por la acumulación de agua procedente del monte entre los puntos kilométricos 8 y 10. 
Asimismo, en la carretera Salvaterra-Filgueira (PO-400), en el punto kilométrico 13 se circula con restricciones por deslizamiento de un talud. En el punto kilométrico 18,8 fue necesario cortar un carril, también por un deslizamiento de un talud —se está dando paso alternativo a ambos sentidos de circulación con regulación semafórica—. 
Por la misma razón, en el punto kilométrico 20 está cortado uno de los tres carriles de circulación en una zona con carril lento. Por su parte, en la carretera Porriño-Gondomar, en el punto kilométrico 1, es necesario circular con precaución debido al agua procedente de la subida del caudal del río. En la PO-406, entre A Cañiza y Filgueira, es preciso circular también con precaución en el punto kilométrico 8,5 debido a la caída de una piedra en la cuneta, ocupando parte del arcén. Los equipos técnicos están trabajando en el proceso de retirada. En la PO-409, entre Salvaterra e A Rañada, se cortó la circulación como medida de precaución ante la subida del nivel de agua en el río Tea. Por otro lado, en la provincia de Ourense es necesario circular con precaución por las carreteras Verín-Vilar de Barrio (OU-113) y Xinzo-Bande (OU-301) debido a las bolsas de agua presentes en la carretera.